Ventajismo presupuestario

Jueves, 7 de junio de 2012

El gobierno de Venezuela formula el presupuesto calculando el precio del barril de petróleo entre 40 y 50 dólares. Como el precio real del barril es mucho mayor el excedente es significativo. Y parte de este excedente va a fondos cuasifiscales como Fonden, el Fondo Chino, Fondespa y el Fondo Súbito, donde no hay fiscalización de ningún tipo ni transparencia. En teoría, ese dinero de los fondos puede ser utilizado sin que nadie lo advierta para la campaña electoral de 2012 o para cualquier estrategia populista para ganar votos.

Ojalá el ventajismo en recursos pudiese encasillarse dentro de ese excedente. La situación sería sumamente injusta, pero nada más.

El problema es que es peor porque en Venezuela, cómo en cualquier país con un gobierno autoritario, el ventajismo está también dentro del presupuesto.

La Asamblea Nacional acaba de aprobar más de mil millones de bolívares para el Ministerio de Información y Comunicación y el Sistema Nacional de Medios Públicos. Esto significa que, con respecto al 2011, el presupuesto del ministerio se duplicaría.

¿Es una casualidad que el aumento ocurra en año electoral? No hay que ser malpensados, por favor. Quien piense que esto es gasto de campaña jamás ha visto, escuchado o leído VTV, Radio Nacional, Ávila TV, la Agencia Venezolana de Noticias, Correo del Orinoco y muchos otros medios públicos que son claramente un dechado de honestidad, equilibrio, integridad y profesionalismo.

Pero, dejando a un lado las ironías, el presupuesto para el Ministerio de Información es sólo un porciúncula del ventajismo presupuestario.

El grueso está en los programa sociales que, al igual que el presupuesto de los medios estatales, el gobierno ha fundido descaradamente con la campaña.

Más sobre este tema:

email

Share

Comments are closed.