La paradoja democrática

Jueves, 21 de junio de 2012

Consistentemente, año tras año, la encuesta regional Latinobarómetro revela que Venezuela, uno de los países menos democráticos de la región, es también uno de los países donde un porcentaje mayor de la población apoya la democracia.

¿Por qué ocurre esto?

Porque obviamente apoyar la democracia es compatible con valores y actitudes antidemocráticas o valores que poco tienen que ver con lo que vemos en las democracias más avanzadas. Vengo escribiendo sobre esto desde hace tiempo, pero de igual modo es bueno verlo confirmado en este simple gráfico de Ronald Inglehart (haga clic en la imagen):

¿Qué son los valores de autoexpresión? Son un grupo de valores que incluyen la tolerancia a la diversidad, la participación cuidadana, la aspiración a la libertad y otros que, en diferentes culturas y países, tienden a separar a la clase media de los sectores pobres.

Fíjense en la posición de Venezuela, en el cuadro superior izquierdo. Los datos son de los años 90, pero la explicación a la aparente incongruencia de Latinobarómetro ya está allí, casi presagiando lo que iba a ocurrir en el país. El apoyo a la democracia es relativamente alto, pero la falta de valores de autoexpresión es notable, por debajo, incluso, de El Salvador.

email

Share

Comments are closed.