El filo indómito

Viernes, 25 de junio de 2010

Diputado Calixto Ortega

Releyendo La Fiesta del Chivo, la obra maestra de Vargas Llosa sobre la brutal dictadura de Trujillo en República Dominicana, me topé con este párrafo:

Trujillo siempre sintió simpatía por Modesto, que, además de inteligente, era ponderado, justo, afable, sin dobleces. Sin embargo, su inteligencia no era controlable y aprovechable, como la de Cerebrito, el Constitucionalista Beodo y Balaguer. En la de Modesto había un filo indómito y una independencia que podían volverse sediciosos si adquiría demasiado poder.

El párrafo se puede adaptar a la Venezuela de Chávez. Modesto sería alguien como Henri Falcón. Y los roles de Cerebrito y Balaguer podrían asumirlos un Carlos Escarrá o un Calixto Ortega, cuya inteligencia carece totalmente de elementos sediciosos.

email

Share

Comments are closed.