Duelo con Insulza

Domingo, 23 de agosto de 2009

Sonia Pérez (farabulla en twitter) leyó mis tres observaciones sobre José Miguel Insulza (Descifrando a Insulza) y me mandó esta entrevista que le hizo al secretario general de la OEA el periodista de Univisión, Jorge Ramos.

Las mejores partes de la entrevista son a partir de 4.03 en la primera parte (sobre Cuba) y a partir de 3.04 en la segunda parte (sobre Venezuela):

Dos observaciones:

1) Presionado por Ramos (porque a uno le da la impresion de que, de lo contrario, esas palabras no salieran de su boca), Insulza dice que Cuba no es un régimen democrático y dice que está a favor de promover la democracia tanto en Cuba como en Honduras.

No hubiese estado mal, sin embargo, que Insulza hubiese expresado esa misma opinión en las reuniones de presidentes que se realizaron apenas estalló la crisis hondureña, sobre todo en la de Managua, donde el secretario general escuchó a Raúl Castro doctorando sobre democracia.

A mí me hubiese bastado con escuchar: “Señores, debo recordarles que, así como estamos hoy defendiendo la democracia en Honduras, debemos defenderla en todos los países del hemisferio donde ella no exista o esté amenazada.” ¿Era acaso tan difícil manifestar al menos una ligera señal de incomodidad frente al discurso de Raúl Castro?

El mensaje de fondo de Insulza pareciera ser: “Mi rol no es de líder, ni de hacer todo lo posible para que se les apliquen los mismos estándares a todos los países de la OEA. Si los países miembros de la organización son hipócritas, a mí no me queda sino callar. Esa es mi labor como secretario general. Y esa es la única manera como puedo preservar mi cargo.”

2) La parte de Venezuela es la más reveladora de la entrevista. Insulza se rehusa a criticar los avances autoritarios de Chávez (que reconoció en un reunión privada con Teodoro Petkoff) y reduce el problema en Venezuela “a una oposición que grita y grita “fuera,” pero dentro no estuvo dispuesta a participar en la democracia.” Esto ya lo ha dicho antes. Hablando sobre el despojo de recursos y competencias por parte del gobierno a los alcaldes y gobernadores opositores que ganaron en las pasadas elecciones regionales, Insulza ha dicho que las leyes centralizadoras fueron aprobadas por el Parlamento. A Insulza no parece importarle mucho el hecho de que estas leyes son tremendamente arbitrarias e inconstitucionales. Tampoco que bandas armadas pro-gobierno tomaron la sede de la Alcaldía Metropolitana antes de que fueran promulgadas las leyes. Para él lo importante es que el Parlamento las aprobó.

Pero ¿por qué Insulza no aplica este mismo razonamiento en el caso de Honduras? ¿No “legitimó” el Congreso, la Corte Suprema y el Ministerio Público la expulsión del país de Manuel Zelaya? ¿Por qué en este caso la actuación del Parlamento no pesa?

 

Más sobre este tema:

email

Share

One thought on “Duelo con Insulza

  1. Pingback: El caso contra Insulza | Alejandro Tarre