Enemigos íntimos

Martes, 25 de agosto de 2009

uribe chavezEl pasado domingo, en su programa Aló Presidente, Hugo Chávez dijo indignado que la meta de Uribe es impedir que el chavismo llegue a Colombia: “La burguesía colombiana no quiere que la palabra mía llegue al pueblo, tiene miedo de que la palabra de Chávez sea oída por el pueblo de Colombia…Por eso nos satanizan tanto.”

Chávez luego le ordenó a su ministra de Información, Blanca Eckhout, hacer todo lo necesario para que sus planteamientos se difundan en Colombia. Y para lograrlo propuso “utilizar a nuestros amigos y aliados en Colombia, que son muchos.” Tuvo la prudencia de no mencionar a las FARC, pero sí mencionó entre esos amigos colombianos al partido opositor Polo Democrático.

Previsiblemente, estas declaraciones causaron revuelo en Bogotá. El gobierno colombiano emitió un comunicado rechazando las pretensiones de “expansionismo” de Venezuela. El canciller Jaime Bermudez dijo que Colombia llevaría el tema al Consejo Permanente de la OEA. Varios senadores del Polo Democrático se vieron obligados a desvincularse públicamente de las declaraciones de Chávez y a asegurar que no reciben órdenes del gobierno venezolano.

Hace varios meses Jorge Londoño, director de Gallup Colombia, me sorprendió diciéndome que un elemento que fortalece el apoyo que tiene Uribe para otra reelección es el temor de muchos colombianos a que un candidato chavista llegue a Casa de Nariño.

Si lo que dice Londoño es cierto, Chávez podría estar ayudando a Uribe en un momento clave.

email

Share

Comments are closed.