Boom, teatro, musicales y el viejo debate

Martes, 29 de noviembre de 2011

Más sobre el tema del origen del boom del teatro en Caracas.

Fíjense en este dato:

Hace unos años Producciones Palo de Agua decidió aventurarse en un terreno riesgoso e inexplorado en Venezuela: el teatro musical. El terreno es riesgoso porque es un tipo de teatro muy costoso que requiere de un equipo de producción muy grande y de decenas de músicos y personas en escena.

El experimento no sólo fue un rotundo éxito. Desde entonces otras dos productoras han incursionado también con éxito en este género teatral, siguiendo los pasos precursores de Palo de Agua.

Otro detalle interesante.

Como ya expliqué antes, las políticas autoritarias de Chávez provocaron en gran parte el boom del teatro a través del golpe letal que infligieron a la industria de las telenovelas. Este golpe provocó una migración a las tablas de las estrellas de televisión que, a su vez, atrajo a un público más grande para el teatro.

Pero las políticas discriminatorias del gobierno también han obligado a muchos grupos teatrales a adaptarse a las realidades del mercado.

Antes muchos grupos de teatro producían obras de teatro elitistas, porque sobrevivían gracias a los subsidios del Estado y podían darse ese lujo. Pero luego el gobierno les quitó los subsidios por su negativa a alinearse con la revolución y entonces no les quedó otra que producir obras más accesibles. Acercarse al público se convirtió en una manera de no cambiar de profesión, no sucumbir ante la presión oficial y seguir ganándose la vida a través de su vocación.

Es decir, detrás del boom del teatro hay también una especie de forzada reconciliación de los artistas con el mercado.

Entre las limitaciones a la creatividad y la integridad artística impuestas por el mercado y el Estado, los artistas venezolanos prefieren claramente las del mercado.

Basado en una conversación con Vyana Rodríguez Preti, gerente general de Producciones Palo de Agua.

email

Share

Comments are closed.