Terror animal

Viernes, 15 de enero de 2009

A continuación el presidente Hugo Chávez anunciando su decisión de suspender el racionamiento (de cuatro horas diarias) en Caracas:

¿Por qué Chávez decidió no cortar la luz en la capital y sí en el resto del país? ¿Por qué envía esa señal atroz a muchos estados donde el apoyo al oficialismo es fuerte y donde siempre ha existido cierto resentimiento hacia Caracas por su protagonismo en la agenda nacional? ¿Y por qué diablos hace ésto en un año electoral?

La razon es muy simple: miedo. Miedo físico.

Porque, desde el 11 de abril de 2002, lo que más teme Chávez es una revuelta popular que, de un día a otro, lo mande al basural de la historia. Por eso ha creado las milicias y armado grupos civiles. Por eso busca armar los consejos comunales y profundizar así la llamada “unión cívico-militar.” Por eso ya no se puede marchar cerca del palacio presidencial. Por eso ha invertido millones de dólares en su seguridad personal.

Ese miedo a veces anula cualquier otra consideración y lo hace reaccionar como un animalito: sólo para librarse de la amenaza que tiene más cerca.

email

Share

Comments are closed.