Sueño del Juicio Final

Martes, 24 de abril de 2012

Mi hermano Alfredo Tarre me envía esta reflexión citando a Quevedo en su Sueño del Juicio Final:

A mí también me dieron ganas de desarmar al magistrado Aponte Aponte, que le desgració la vida a tanta gente y ahora anda dándole consejos a los venezolanos. Pero, como siempre, tardé mucho en comenzar, y ya se ha dicho casi todo lo que hay que decir. En todo caso, gracias al retraso me encontré con una frase de Quevedo que resume en pocas palabras y de manera más completa e ingeniosa, todo lo que yo hubiera querido expresar, probablemente sin éxito.

Andaban contándose dos o tres procuradores las caras que tenían y espantábanse que les sobrasen tantas habiendo vivido descaradamente.

email

Share

Comments are closed.