Poderoso rival

Martes, 13 de diciembre de 2011

The Economist publicó un artículo deprimente sobre el estado de la industria editorial en América Latina.

El panorama no es muy brillante en el mundo de habla hispana. En México y Argentina, los dos mercados de libros más grandes después de Brasil, las ventas de libros han mermado. Gracias a la saga de vampiros “Twilight” y a una serie de libros de autoayuda, el grupo español Santillana, la editorial más grande de la región, informa que sus ventas de títulos para adolescentes se ha mantenido. Pero la asociación de editoriales de México señala que sus ventas totales en 2010 fueron de 139m, una disminución del 12 por ciento con respecto a 2005….Entre 2005 y 2009 la venta de novelas cayó en un 39 por ciento (a 8m) y de libros para niños en un 42 por ciento (a 13m).

Lo que más impacta es que esta disminución en la venta de libros ha ocurrido casi simultáneamente a la explosión de la clase media en la región. El último informe de la CEPAL indica que la pobreza cayó del 48,4 por ciento en 1990 a 31,4 en 2010. Desde 2003 casi 50 millones de personas han salido de la pobreza en América Latina. Y la tasa de pobreza está en su punto más bajo desde 1990.

Uno supondría que millones de latinoamericanos con un mayor poder adquisitivo y un mejor nivel educativo se traduce automáticamente en un aumento considerable, sino masivo, en la demanda de libros. Así ha ocurrido con los periódicos impresos a pesar de la revolución de Internet.

Pero no: la impopularidad de los libros resiste las increíbles presiones del ascenso de la clase media.

Una mala noticia para alguien que le gustaría vivir sólo de escribir.

email

Share

Comments are closed.