Oxígeno y centímetro

Sábado, 14 de enero de 2011

Carlos Monsiváis

Sobre el ensayo/reportaje de Boris Muñoz que he estado comentando, quería destacar dos párrafos que me gustaron. El primero es una descripción del metro de Caracas a través de una poderosa frase de Carlos Monsiváis. Quien haya estado recientemente en el metro sabrá que Monsiváis no exagera:

En el trayecto en metro pude comprobar que el hacinamiento que se vive no es una metáfora. Ni siquiera en el subterráneo de la ciudad de México había visto tal nivel de apretujamiento. En el corto viaje recordé aquello que, en referencia al metro del DF, el cronista postapocalíptico Carlos Monsiváis calificaba de álgida lucha por el oxígeno y el centímetro.

Y con el segundo párrafo Muñoz casi se va de cabeza con una imagen, pero de alguna manera logró que funcionara de maravilla:

Sin embargo, Chávez no las tiene todas consigo. Como el capitán Garfio, archirrival de Peter Pan, Chávez es perseguido por un cocodrilo desde cuyo vientre se escucha un incesante tictac. Ese saurio que hace tictac representa, por supuesto, tres cosas: el tiempo, la enfermedad y la muerte que no puede conjurar ni dejan de acecharlo.

 

email

Share

Comments are closed.