Orígenes de la represión

Viernes, 4 de marzo de 2011

Pienso en el arresto de Oswaldo Álvarez Paz por una simple declaración en un programa de TV. O la vez que hizo un llamado a la Fiscal para supervisar Internet por un reporte que no le gustó. O cuando arremetió contra Tal Cual por ese artículo de Laureano Márquez en el que mencionaba a su hija Rosa Inés.

¿Por qué hace eso Chávez? ¿Por un sofisticado método de represión selectiva?

En algunos casos, sí.

En otros casos creo que la explicación es más básica.

Chávez dice que hay que luchar contra las campañas mediáticas de desestabilización. Que ese “veneno” que se transmite en los medios opositores contribuye a una clima de ingobernabilidad, desinformación y violencia que obstaculiza los avances revolucionarios.

Esto, claro, es cuento chino. Con el control que tiene de la FAN, las cortes, el Congreso, la Fiscalía, la Contraloría, el Banco Central y PDVSA, Chávez puede gobernar con mucho más espacio de maniobra que cualquier presidente de cualquier democracia civilizada.

Estas ofensivas de Chávez no son una consecuencia de los imperativos económicos y sociales del país, ni de una necesidad de ampliar su espacio para gobernar más efectivamente.

Estas ofensivas no contribuyen de ninguna manera a resolver estos problemas sociales y económicos, ni tienen mayor efecto (positivo o negativo) en el poder exagerado que tiene ya Chávez para resolverlos.

Estas ofensivas no tienen nada que ver con la resolución de las diferentes crisis del país, ni con una necesidad real o urgente de represión.

Con lo que tienen mucho que ver es con los propios problemas personales de Chávez, con su vanidad, sus inseguridades, sus complejos.

email

Share

Comments are closed.