Mensaje al opositor abstencionista

Martes, 13 de julio de 2010

Hay quienes critican a la oposición por depositar sus esperanzas en las elecciones legislativas de septiembre.

Aducen que Chávez podría hacer con la Asamblea Nacional -y, en efecto, ya está haciendo- lo que hizo con la Alcaldía Mayor: despojarla de sus competencias si la alternativa democrática se adueña de ella mediante el voto.

También dicen -y con razón- que, incluso cuando la oposición tenía más diputados en el Congreso, el chavismo se las ingenió para excluir a esa porción significativa de la toma de decisiones.

Muchos de ellos rechazan la abstención, pero su mensaje parece más bien alentarla, pues si votar es casi irrelevante ¿para qué molestarse en ir a las urnas?

El problema que tengo con este grupo de escépticos no es que lo que dicen no sea cierto, sino que no proponen alternativas viables a la lucha electoral. Pues, además de votar y aceptar competir bajo condiciones injustas (y con la posibilidad de trampa después de los comicios), ¿qué otras alternativas tenemos?

Una posible es la abstención, pero ya probamos esta estrategia y conocemos el resultado.

Otra es tomar las armas, opción rechazada por la mayoría de los venezolanos.

Eso nos deja con la alternativa electoral.

¿Por qué esta es la mejor opción?

Para responder esta pregunta se debe comprender lo siguiente: Chávez encarna un régimen autoritario electoral, donde el poder se ejerce de forma despótica y casi sin límites, pero se legitima con elecciones.

A Chávez, pues, hay que deslegitimarlo con el voto.

Los que proponen un escenario de huelgas, marchas y movilizaciones deben admitir que no hay mejor incentivo para la movilización que unas elecciones robadas (sean éstas o las próximas).

E incluso la minoría radical que piensa que a Chávez hay que sacarlo a la fuerza debe aceptar que deslegitimar a Chávez con el voto no afecta su causa.

Es muy fácil burlarse de la ingenuidad de los que damos importancia a las elecciones de septiembre.

Mucho más difícil es proponer una mejor alternativa.

email

Share

Comments are closed.