Los albos salvajes

Miércoles, 8 de febrero de 2012

Roberto Bolaño

La verdad que la alharaca que está formando el ALBA, amenazando con boicotear la Cumbre de las Américas si no asiste Cuba, es una perfecta muestra de que, como decía Ortega y Gasset, la estupidez y el infantilismo a veces se solapan.

Veamos.

En 2009 la resolución que excluía a Cuba de participar en el sistema interamericano fue suspendida, abriendo la puerta para una eventual reintegración de Cuba a la organización.

Pero, como bien ha recordado el secretario general de la OEA José Miguel Insulza, ese mismo año se definió “que la participación de Cuba en la OEA será el resultado de un proceso de diálogo iniciado a solicitud del Gobierno de Cuba y de conformidad con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA”.

Hasta ahora esa solicitud no se ha producido.

Y, si no se ha producido, ¿no será por qué a Cuba no le interesa ser miembro de la OEA? Esta pregunta, de hecho, la ha respondido Raúl Castro explícitamente, varias veces: Cuba jamás regresará a la OEA.

Y, si Cuba no tiene interés en ser parte de la OEA, ¿qué sentido tiene boicotear una cumbre porque los hermanos Castro no están invitados?

Todo esto me recuerda al talentoso escritor chileno Roberto Bolaño. Unos años antes de morir, en una visita a Chile, el famoso autor de Los Detectives Salvajes causó revuelo proclamándose el mejor escritor de su generación. Cuando un tiempo después le preguntaron porqué lo hizo, él respondio: “Sólo por joder la paciencia.”

email

Share

Comments are closed.