Juicios apresurados

Miércoles, 24 de octubre de 2012

No se si decir que las declaraciones del Comando Venezuela confirman lo que dije ayer, pero al menos llegan muy cerca.

Un poco prematuramente, Esdata aseguró que en 2.334 las mesas Capriles alcanzó menos de 20 votos.

El problema, según el Comando Venezuela, es que el número es incorrecto: fueron en realidad 1.300.

Más aún, según el CV Chávez obtuvo 90 por ciento o más votos en 924 mesas con 242.000 electores, abstención del 19 por ciento y una ventaja de 169.000 votos. Por su parte, Capriles obtuvo 90 por ciento o más votos en 456 mesas con 244.000 electores, abstención del 21,6 por ciento y una ventaja de 162.000 votos.

Es decir, Chávez ha podido mostrar aisladamente las cifras de Capriles en esas 456 mesas y presentarlas como prueba de trampa y de fallas graves en la cobertura de los testigos.

Esto no quiere decir que no hubo irregularidades. La coordinadora de defensa del voto del CV, María Oteyza, señala que en los lugares en los que Hugo Chávez logró 100 por ciento de los votos se intimidó y coaccionó a los electores: “Yo no esperaría un resultado distinto de centros como el habilitado en la Cancillería, donde 94 por ciento votó por Chávez. Allí hay que felicitar a los seis u ocho valientes que se atrevieron a respaldar a Capriles.”

Pero al mismo tiempo dice que es una falta de respeto sugerir que no hubo testigos donde sí los hubo. “Si hay actas es porque tuvimos testigos,” espetó. “Muchos de ellos sortearon condiciones desfavorables dentro y fuera de los centros de votación.”

Vean, por cierto, el Twitter de María Oteyza, donde presenta más datos y desinfla otros mitos que andan circulando las redes sociales.

PD: Las actas de escrutinio fueron publicadas en la página www.hayuncamino.org.

email

Share

Comments are closed.