El progreso

Martes, 26 de julio de 2010

Casi todas las mañanas me desayuno con un email de alguno de los 22 miembros de The Macuto Collective criticando este blog.

Pueden ser críticas suaves (errores de tipeo u ortográficos, por ejemplo). O pueden ser críticas más ácidas, como la siguiente:

“Tu mierdita de hoy me pareció estéril. ¿Hasta cuándo los regaños a los Nini? ¿No te das cuenta que a nadie interesan?”

Yo también los critico.

Más allá de su estética vulgar, irreverente, exhibicionista, iconoclasta y grotesca; más allá de su obsesión con las hemorroides, el erotismo religioso, los monos, el fracaso, Anton Bruckner y las belly dancers; más allá de todo eso, me parece que sus mierditas a veces son soporíferas.

Sin embargo, no soy del tipo de gente que deja que sus fobias, gustos y enemistades personales coloreen sus juicios artísticos. Cuando veo algo bueno, lo reconozco. Y debo admitir que con frecuencia TMC hace cosas buenas. Como miembro fundador del grupo (luego expulsado por envidia), a veces me hacen sentir orgulloso de haber sido por un tiempo parte del colectivo.

Así me pasó con el REDOMACO “El Progreso,” un reportaje-documental que es a la vez una apología al capitalismo salvaje devorador y una diatriba contra la tradición y el movimiento pro-medio ambiente.

No creo en la religión del progreso (y no sé si ellos de verdad creen o lo hacen para llevar la contraria), pero sí sé que este corto es uno de los mejores de TMC.

Más sobre este tema:

  • Página web oficial de The Macuto Collective. No dejen de ver la comedia religiosa-erótica “Adán y Eva.”
  • Puede hacerse fan de TMC en su página de Facebook.
email

Share

Comments are closed.