Los Semerucos

Jueves, 29 de julio de 2010

La era de Chávez tiene ya varios hitos siniestros que están bien asentados en la memoria colectiva. Hitos de piedra que el tiempo no va a disolver y que garantizarán que, tarde o temprano, la historia emita una dura sentencia contra el gobierno de Hugo Chávez.

Algunos episodios, sin embargo, se han ido deslizando lentamente hacia el olvido. Todo el mundo sigue hablando del golpe del 11 de abril, la lista Tascón, el caso Anderson, el cierre de RCTV, valijagate, pero ya pocos hablan, por dar un ejemplo, de lo sucedido en Los Semerucos, en el estado Falcón.

En su último libro La indoblegable sociedad venezolana, Eddie Ramírez recuerda en una sección este oscuro episodio. Ramírez relata como el 25 de septiembre de 2003, a la 4:41 de la madrugada, entre 300 y 350 efectivos de la Guardia Nacional y 100 policías tomaron violentamente la urbanización Los Semerucos, uno de los muchos complejos habitacionales construidos por PDVSA para alojar a sus empleados. La razón de la toma era desalojar a trabajadores de PDVSA ilegalmente despedidos por razones políticas, y se efectuó antes de que los tribunales laborales se pronunciaran sobre la legalidad de los despidos:

Entraron…con gritos de guerra como si fueran a atacar a un enemigo, disparando bombas lacrimógenas directamente a las personas y dentro de las viviendas, donde dormían niños, ancianos y trabajadores…dispararon perdigones y repartieron peinillazos a mujeres y hombres. Los insultos a las mujeres, amenazándolas con violarlas y gritándoles “putas” y “nosotros si somos machos” se oyeron por todo el campo…Resultaron 19 personas lesionadas, 36 niños fueron atendidos en las clínicas por asfixia, cuatro de ellos con heridas de consideración…Las escenas captadas por los medios de comunicación..y los videos caseros…constituyen una prueba evidente de lo sucedido.

Ayer leí una nota en El Universal que informa que el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, el diputado chavista Darío Vivas, declaró que el Ejecutivo está preparando una norma para prohibir desalojos de inquilinos.

“Hay que ponerle coto a los desalojos en el ámbito nacional,” declaró. “Porque se tiene que salvaguardar el derecho de los demás.”

Excepto cuando se trata de los derechos de los adversarios políticos, por supuesto.

Más sobre este tema:

email

Share

Comments are closed.