El gobierno decide volar

Martes, 20 de marzo de 2012

Traten de buscarle una lógica a estos datos.

El consumo por habitante de gasolina en Táchira y Falcón supera los dos litros diarios, 36 por ciento más que el promedio nacional y 60 por ciento más que Caracas.

Y, sin embargo, Distrito Capital y Miranda representan un 59 por ciento del parque automotor del país y Táchira y Falcón aproximadamente un 5 por ciento.

¿Cómo se explica esto?

La respuesta es simple: los colombianos están dispuestos a pagar 1,25 dólares o más por el mismo litro de gasolina que al venezolano le cuesta prácticamente cero. Y, si uno vive cerca de la frontera, el costo de venta es muy bajo. Prácticamente uno puede comprar gasolina y luego vendérsela a la persona de la acera de enfrente a un precio muchísimo más alto.

El gobierno, sin embargo, está haciendo todo lo posible para derrotar a la fuerza de la gravedad, imponiendo todo tipo de restricciones para el contrabando de gasolina en los estados fronterizos.

email

Share

Comments are closed.