Cosas de la desigualdad

Miércoles, 10 de octubre de 2012

Ya han comenzado a pulular las explicaciones sobre porqué Chávez ganó las elecciones.

He examinado ya muchas veces este tema, desde mucho ángulos. Pero ahora simplemente diría que no es una gran hazaña ser popular en un petroestado con un porcentaje significativo de pobreza donde además no hay ninguna clase de controles. Si Capriles hubiese gozado del ventajismo del que gozó Chávez, muy probablemente hubiese ganado.

Pero me gustaría abordar una pregunta más específica. ¿Cómo se explica que mucha gente votara por Chávez considerando la inflación, la escasez, la inseguridad y deterioro general de los servicios públicos?

Esta pregunta tiene muchas respuestas, pero por ahora me gustaría abordar un solo aspecto, el de los servicios públicos.

Para los que viven en paupérrimas condiciones el impacto del deterioro de los servicios públicos está allí, pero es menor que para el que está acostumbrado a gozar de estos servicios. Para una persona de clase media tener que bañarse un día con agua fría o subir las escaleras porque se fue la luz representa un significativo deterioro en su calidad de vida. En cambio para una persona pobre esto ya forma parte de su normalidad.

Esto ayuda a entender el valor que le asignan muchos a una pensión, una lavadora o una vivienda (o la esperanza de recibir una). Estas dádivas impactan la vida de los más pobres de una manera que es difícil imaginar para la clase media, sencillamente porque a la gente con más recursos nunca le han faltado estas cosas.

email

Share

Comments are closed.