La campaña de Capriles

Viernes, 21 de septiembre de 2012

Todavía con limitado acceso a Internet, pero una reflexión rápida para cerrar la semana.

Asumamos que los números de Consultores 21 son ciertos y la carrera electoral en Venezuela se ha mantenido inusualmente estable desde febrero.

Obviamente, el gasto público masivo y el boyante crecimiento económico no han beneficiado mucho al gobierno y muchos electores parecen ya inmunes a estos factores. O podría ser que, gracias al gasto y al crecimiento, Chávez ha evitado un desplome en su popularidad y logrado mantener un empate técnico con Capriles.

O podría ser que Capriles ha logrado contrarrestar ese gasto y los efectos favorables del crecimiento con una excelente campaña. O que ya sencillamente la mayoría de los venezolanos tenían desde febrero su voto decidido y nada de lo que pase a su alrededor puede afectar su voto.

Lo cierto es que este equilibrio 50/50 está resistiendo fuerzas muy grandes, desde el crecimiento económico al gasto público, desde la ineficiencia y el desgaste de Chávez (que abarca a Amuay y El Palito) a la campaña inagotable de Capriles y la guerra sucia del gobierno amplificada por un masivo aparato mediático. Y es difícil saber cuáles factores están teniendo un efecto y cuáles no, o qué grado de influencia tiene cada factor.

Es indudable, sin embargo, que la campaña de Capriles ha sido muy buena. Pase lo que pase el 7 de octubre, creo que en términos realistas, midiendo a la oposición no contra nuestras aspiraciones idealistas sino contra lo que una conglomeración de partidos dispares y con múltiples intereses está en la capacidad de alcanzar y usualmente alcanza, Henrique Capriles y las fuerzas que lo respaldan lo han hecho muy bien.

En las democracias uno suele votar por el menos malo. Esta vez yo voy a votar por Capriles impresionado por su campaña y orgulloso de lo que la oposición ha logrado en los últimos años.

email

Share

Comments are closed.