Desperdicio criminal

Jueves, 4 de octubre de 2012

Entre 2003 y 2006 Estados Unidos gastó 28,9 mil millones de dólares en la reconstrucción de Irak, un país con una población muy similar a la de Venezuela. De esa cantidad casi 11 mil millones fueron invertidos en reforzar la seguridad para lidiar con el desastre de 2003-2005.

¿El resultado? En sus picos de violencia después de la invasión Irak llegó a tener una tasa de alrededor de 100 homicidios por cada 100 mil habitantes. En 2011 la tasa fue 14, cuatro o cinco veces menor que la venezolana. La disminución de la violencia no ocurrió lo suficientemente rápido, pero al menos ocurrió.

Este dato es revelador, considerando que durante el gobierno de Chávez han ingresado a las arcas de PDVSA 700 mil millones de dólares. Sólo a Fonden, desde 2005, se han transferido 100 mil millones.

Obviamente, las ventajas de esta bonanza, de estos recursos que han podido ser invertidos en reforzar, reformar, ampliar y mejorar nuestra seguridad, no han sido aprovechados:

 

email

Share

Comments are closed.