Ahora o dentro de poco

Jueves, 4 de octubre de 2012

Andrés Oppenheimer publicó una buena columna sobre los escenarios electorales en Venezuela.

Básicamente dice algo que ya he comentado un par de veces durante las últimas semanas. Pase lo que pase el domingo, la oposición podría estar muy cerca de la victoria porque 1) Si Capriles pierde probablemente sea por poco. 2) Chávez está muy enfermo y en poco tiempo podrían haber otras elecciones en Venezuela, para la cuales Capriles estaría muy bien posicionado.

Sin embargo, Oppenheimer presenta también el argumento de los escépticos de este argumento:

El escenario de “Capriles ahora, o dentro de poco” es ilusorio, porque Capriles ha generado tanto entusiasmo que una derrota el domingo desmoralizaría, paralizaría y dividiría a la oposición. Millones de opositores concluirían que hubo fraude, y dejarían de votar en futuras elecciones, según esta línea de argumentación.

Bien, yo estoy cautelosamente optimista con estas elecciones. Capriles tiene una oportunidad real de ganar, pero las elecciones están cerradas y nadie sabe con certeza qué va a pasar.

Creo que mi cauteloso optimismo es la actitud más responsable porque está respaldado por la información disponible y porque el excesivo triunfalismo aumenta las probabilidades de que, si Chávez gana, ocurra lo que describen los escépticos citados por Oppenheimer. En vez de “ganar perdiendo” y aumentar de esa manera las posibilidades de una transición en el futuro próximo, la oposición podría dividirse y desmoralizarse, lo cual podría llevarla a un descalabro en los comicios de diciembre similar al que ocurrió en las elecciones regionales después del Referendo Revocatorio de 2004. Es decir, podríamos cometer el mismo error dos veces.

Cualquier que sea el resultado el 7 de octubre, gane o pierda Capriles, la oposición debe permanecer unida y combativa para navegar la aguas turbulentas que se avecinan. O, para decirlo de otro modo, la oposición debe asumir una actitud de que está ganando (en vez de que ya ganó o perdió) independientemente del resultado del domingo.

En esto Capriles debe jugar un papel fundamental como líder de la oposición.

email

Share

Comments are closed.