Imperio indiferente

Miércoles, 3 de octubre de 2012

Leyendo un artículo reciente de Chris Sabatini, me fijé que el presupuesto existente de Estados Unidos pide apenas 1,8 mil millones de dólares para América Latina durante los próximos dos años. Para poner esta cifra en perspectiva, los subsidios anuales de Venezuela a Cuba son de aproximadamente 3,5 mil millones de dólares. El estatal Banco de Desarrollo Chino le ha prestado a Venezuela más de 42 mil millones de dólares desde 2007.

Los que dicen que a Washington no le importa ya mucho lo que pasa en América Latina tienen un punto. Y esto precede a Obama y George W. Bush.

Por otro lado, estuve revisando las conferencias diarias del Departamento de Estado y en al menos una semana (me da flojera ir más atrás) no ha habido ni una sola mención a Venezuela y sólo dos menciones a América Latina (Alan Gross y México). A pocos días de las elecciones Venezuela sigue estando en su lugar de costumbre: al fondo de las prioridades de la política exterior de EEUU.

Pensar que Estados Unidos lo considera importante y está haciendo todo lo que está a su alcance para debilitarlo y acabar con él, es uno de los grandes delirios de Chávez. En realidad, no me extrañaría que, con todo lo que está ocurriendo en Medio Oriente, con la campaña electoral, con la preparación para los debates, Obama no haya escuchado el nombre del gran revolucionario en varias semanas, a pesar de que las elecciones venezolanas son el domingo.

email

Share

Comments are closed.