Voto mal repartido

Martes, 18 de diciembre de 2012

Olvidé incluir esta reflexión, pero Teodoro, que pensó lo mismo que yo cuando vio el resultado final, me lo recordó:

Los resultados de la elección presidencial del 7-0, 55% a 45% a favor de Chávez, se repitieron el 16-D: nuevamente 56% a favor del chavismo y 44% para la oposición, es decir, no arroparon. En las cuatro elecciones anteriores (2007, 2008, 2009 y 2010), la distribución había sido prácticamente mitad y mitad, con dos victorias por lado en términos de votos. En la práctica, pues, continuamos divididos en dos mitades, con una polarización que ha venido cediendo lentamente, haciéndose menos intensa.

Es decir, en términos de nuestros prospectos presidenciales, los resultados de los regionales nos pintan peor de lo que somos (repito, desde el punto de vista presidencial). Si uno le dice a alguien “salimos más o menos igual que en las elecciones del 7/O,” la impresión no es tan mala como decir “perdimos en 20 de los 23 estados.”

No estoy tratando de dorar la pildora. Lo del domingo fue una paliza. Pero nuestro porcentaje del voto casi no disminuyó.

email

Share

Comments are closed.