Todos adentro

Domingo, 5 de febrero de 2012

Un pasquín o “semanario cultural” distribuido por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura publicó un artículo sobre la presunta responsabilidad de Joaquín Villalobos en el asesinato del poeta Roque Dalton.

Al final del escrito la autora me involucra en su desternillante teoría de conspiración:

El “ideólogo” de la oposición, Alejandro Tarre, sostiene en un documento titulado “Ideas para la MUD”, que es imprescindible su ayuda [la de Joaquín Villalobos] para diseñar el plan de desestabilización necesario para salir de Chávez. Ellos entienden el lenguaje del homicida….

Por supuesto, yo jamás dije eso. Ni dije que la ayuda era imprescindible ni que Villalobos podía ayudar a desestabilizar el gobierno.

Simplemente dije que Villalobos podía ser uno entre muchos firmantes de una carta para presionar al gobierno por la habilitante de 2010.

¿Y qué sobre el título de “ideólogo de la oposición” que me confiere la reportera?

Si el artículo y el pasquín en general fuera periodismo en vez de ciencia ficción, creo que me sonrojaría.

(Un monumental H/T al lector Ricardo Sánchez).

email

Share

Comments are closed.