Sugerencia al imperio

Jueves, 18 de marzo de 2010

Obama Race 2008En respuesta al informe anual sobre derechos humanos del Departamento de Estado, el gobierno de Brasil criticó a Estados Unidos por atribuirse competencias propias de instituciones internacionales.

Marco Aurelio García, asesor presidencial para Asuntos Internacionales, dijo que “ningún país puede atribuirse lo que es propio de organismos multilaterales, a no ser que se crea una misión civilizadora en el mundo.”

Dejando a un lado el papelón reciente de Lula con la muerte de Zapata Tamayo, creo que esta crítica es válida.

No digo que Estados Unidos no tenga derecho a hacer su propio reporte sobre la situacion de los derechos humanos en el mundo, pero ¿para qué hacer un conspicuo esfuerzo anual de divulgación del informe? ¿Por qué no enviar el reporte silenciosamente a activistas, ONG, organismos multilaterales y gobiernos receptivos, además de publicarlo en la página web, disponible para quien lo quiera ver?

Cierto, la maquinaria diplomática estadounidense cuenta con amplios recursos para hacer una valiosa contribución en el destape de abusos y violaciones a los derechos humanos. Pero el papel de ruidoso fiscal mundial se lo debe dejar a las ONG independientes y a los reputados órganos internacionales como la CIDH.

email

Share

Comments are closed.