Su honorable

Miércoles, 30 de noviembre de 2011

Primero Parmalat emitió un comunicado el sábado negando las acusaciones del gobierno, asegurando que la empresa no acapara leche. Chávez retrucó, fúrico:

Por allí conseguimos a esta empresa Parmalat acaparando leche y esto es típico de la burguesía. Aparte de que nos ven cara de tontos y pendejos lo ponen por escrito también (…) Señores de Parmalat, nosotros no somos estúpidos, la patria boba ya quedó atrás. Estos señores son iguales a una persona que hiere a otra con un arma, la meten presa y trata de culpar al gobierno.

¿Y cómo respondió Parmalat? ¿Les molestó a los directores que el presidente los comparara con delincuentes? No mucho, a juzgar por el comunicado que emitieron ayer:

Bajo ningún concepto pretendimos desvirtuar el esfuerzo que hace su honorable Gobierno y demás organismos públicos en pro del abastecimiento de alimentos (…) lamentamos el malestar generado por nuestro comunicado y ofrecemos nuestras más sinceras disculpas a usted y al Gobierno que preside.

Más que el “honorable,” lo que da pena ajena es lo de “desvirtuar el esfuerzo…en pro del abastecimiento de alimentos.” Si la empresa sigue así, la sede va a terminar como Sabana Grande.

email

Share

Comments are closed.