Preparando el terreno

Lunes, 1 de octubre de 2012

Capriles anunció que su ministro de Defensa sería un general activo pero que no daría ahora su nombre para que el gobierno no tomara represalias contra él.

¿De verdad Capriles, clandestinamente, está en contacto con un general activo al que va a nombrar ministro de Defensa?

Debe ser verdad. Y, si es verdad, el candidato opositor acertó buscándose a un general activo para ese cargo y también diciendo que iba a nombrar a un general activo.

Comencemos con lo último. Informando que escogió a un general activo Capriles le envía un mensaje a los militares de que tiene apoyo, quizá de peso, dentro de la FAN; de que Chávez no tiene lealtad absoluta en el sector castrense. Para un militar activo respetuoso de la Constitución pero limitado por la actual coyuntura esto es una buena noticia, algo que puede envalentonarlo a defender los resultados el próximo domingo.

Por otro lado, un general activo, si tiene verdaderas convicciones democráticas y está asqueado con la actual politización de la FAN pero se ha mantenido ahí para actuar en este momento clave, está en mejor posición que un militar retirado o un outsider para navegar las turbulentas aguas de la transición.

Ramón Guillermo Aveledo, por cierto, lleva ya unos días jugando este mismo juego, dándole un voto de confianza a Wilmer Barrientos como diciéndole “te necesitamos y estamos dispuestos a colaborar para lograr una transición pacífica de poder y no poner en riesgo la paz del país.”

Gesto sutil, profundamente sabio e inteligente.

email

Share

Comments are closed.