Por qué en Brasil

Martes, 18 de junio de 2013

Previsiblemente, ya comenzaron a brotar por doquier los artículos con explicaciones “es perfectamente comprensible considerando…” sobre las protestas en Brasil. Miren esto en The Atlantic:

Hundreds of thousands of people took to the streets in Brazil’s biggest cities throughout Monday evening….The fare increase was a trigger for young Brazilians who, despite living in one of the richest countries in the world, feel like they have nothing to show for it.

And they’re right.

El problema es que todos los países tienen problemas. Y, por supuesto, cualquier estallido de protestas va a ser explicado como una consecuencia lógica de estos problemas.

Sin embargo, el punto importante no es si estos problemas ayudan a explicar las protestas. La pregunta importante es porqué las protestas ocurren en un país y no en otro que tiene problemas similares o peores. ¿No sería más comprensible que las protestas hubiesen estallado en México o Venezuela en vez de Brasil?

Lo cual, de paso, me recuerda esto que escribí hace relativamente poco, a raíz de las manifestaciones en Chile:

¿Por qué hay protestas en Chile y no en Brasil o en México? ¿Por qué la Primavera Árabe comenzó en 2010 y no hace dos, cinco o diez años?…Chile tiene uno de los mejores -o menos malo- sistemas educativos de América Latina. Es cierto que es muy desigual, pero el país ocupa el primer lugar de la región según los tests PISA de la OCDE. Más aún, de los cuatro de diez chilenos que van a la universidad, más del 70 por ciento son los primeros en ir de sus familias.

Chile, además, lleva dos décadas creciendo. Desde 1990 la pobreza ha sido reducida del 45 al 10 por ciento y el ingreso per cápita ha subido de 2 mil a 14 mil dólares.

Y luego:

Los chilenos han avanzado mucho, pero este desarrollo ha venido acompañado de crecientes expectativas. Conforme mejora el ingreso y la educación de los chilenos, también aumentan sus aspiraciones.

Pero ¿por qué entonces no hay protestas en Brasil? ¿No han ascendido a la clase media brasileña más de 35 millones de personas desde 2003, creando también una ola de expectativas? ¿Y no es el sistema educativo de Brasil más desigual e injusto que el de Chile?

Por supuesto, sería tentador explicar las protestas en Brasil con el argumento de “crecientes expectativas,” combinado con la desaceleración económica. Pero esto, aunque quizá en parte cierto, no explicaría porqué estallaron ahora y no años antes o después; o porqué países con expansiones también significativas de la clase media y bajo crecimiento -México- no están encarando manifestaciones. En todo estos fenómenos hay un grado importante de aleatoridad que no sería malo reconocer.

email

Share

Comments are closed.