Por encima de la ley

Jueves, 9 de septiembre de 2010

En agosto de 2008 Hugo Chávez hizo una concesión. Anunció que le quitarían al currículo escolar el adjetivo “bolivariano” porque la palabra tiene una carga ideológica.

Esta declaración es importante porque, reconociendo la carga ideológica de este adjetivo, Chávez admitió que, cambiándole el nombre a la Fuerza Armada (a Fuerza Armada Nacional Bolivariana), se hizo algo que está prohibido por la Constitución.

Ninguna sorpresa.

Ya un año antes (abril de 2007) Chávez había dicho que “la llamada institucionalidad de la Fuerza Armada fue una manera de enmascararse y asumir una posición contraria al gobierno, a la revolución y al mandato del pueblo.” Y también había dicho que el sector castrense “jamás ha sido apolítico, inoloro, incoloro e insípido” y que los oficiales estaban obligados “por la historia y por las circunstancias a declararse cada día, con más fuerza y con más radicalidad, a ser anti-imperialistas, revolucionarios, bolivarianos y socialistas.”

Hoy Chávez hizo algo que me recordó estas declaraciones sobre la Fuerza Armada. Hace unos días, en uno de su actos, el presidente declaró: “Oí por ahí una crítica y le puse cuidado, sobre que ando utilizando símbolos patrios..y que el reglamento electoral lo prohíbe…me voy a quitar esta (chaqueta) tricolor (con los colores de la bandera) para que no digan que estoy violando el reglamento.”

Si no me equivoco (porque a veces, en Venezuela, uno siente que el oído o la visión falla), Chávez reconoció que usando la chaqueta de la bandera nacional estaba violando el reglamento y manifestó su intención de corregir este comportamiento.

Hoy apareció de nuevo con la chaqueta.

El descaro me pareció tal que tuve que buscar en Internet su anterior declaración para asegurarme de que no la había soñado.

Pero no: Chávez dio una vez más una clara demostración de que en Venezuela él hace lo que le dé la puta gana.

email

Share

Comments are closed.