Jan
03

Sobre las facciones del chavismo

Viernes, 4 de enero de 2013

Leyendo los incontables reportajes sobre la posible transición en Venezuela, me he estado preguntando cuán reales o fantasiosas, importantes o triviales, son algunas de las líneas que muchos han trazado entre las facciones del chavismo.

Lo curioso es que no veo mucho debate sobre este tema. Que yo sepa, Carlos Chirinos de la BBC es el único que ha cuestionado lo que, con muy escasa información, se dice sobre las facciones.

Por ejemplo, algunos señalan que la división entre los grupos de Maduro y Cabello es una división sobre dos concepciones ideológicas distintas de la revolución, una nacionalista militar y otra socialista.

Pero subrayar el componente “nacionalista” de Diosdado es un error. Diosdado es simplemente  más pragmático y menos ideológico. Y, si bien es cierto que no parece tener un ápice de vocación marxista, no hay que tratar de llenar este vacío con un supuesto “nacionalismo militar.” Decir que Diosdado es nacionalista es estirar este término hasta hacerlo irrelevante.

Otra cosa menos quisquillosa. Comúnmente se contrasta a Maduro con Diosdado diciendo que éste cuenta con el apoyo de la FAN. Los intereses de Cuba (Maduro) se enfrentan con los de los militares chavistas (Diosdado), dice El Nuevo Herald. Pero ¿no podría ser la realidad más ambigua o desordenada, al extremo de hacer inútil esta línea divisoria entre la cúpula militar y los cubanos?

Todos sabemos que la inteligencia cubana ha tenido un papel importantísimo en Venezuela. Y es lógico asumir que han concentrado esfuerzos en colocar a gente de confianza en puestos claves militares para proteger a Chávez de traiciones internas y externas. ¿Y no beneficiaría esto más a Maduro, que tiene una cercana relación con los cubanos que no tiene Diosdado?

Heinz Dieterich dijo hace poco que los militares son leales al presidente y ellos son el poder decisivo. “Obligarán a Cabello a aceptar las decisiones del comandante,” afirmó.

Tanto lo dicho por Dieterich como lo dicho por El Nuevo Herald puede ser verdad. Mientras no presenten evidencia convincente para fortalecer sus observaciones no tenemos manera de saber quién tiene la razón.

En fin, hay señales obvia de fuertes divisiones del chavismo. Pero la opacidad y la falta de información está siendo rellenada por especulaciones disfrazadas de conocimiento.

No tengo nada contra la especulación, con tal de que se reconozca como tal.

email

Share
Categories : Política