Misión agarre

Jueves, 15 de diciembre de 2011

Hace unos días Chávez firmó el decreto que le da rango de Ley a la Misión Hijos de Venezuela.

Las mujeres en extrema pobreza recibirán a través de la Misión 430 bolívares (100 dólares) mensuales por cada niño menor de 17 años, hasta un máximo de tres hijos. Para los niños con discapacidad el aporte será mayor.

Y ayer el gobierno lanzó la Gran Misión Amor Mayor, un programa que cuenta con 7,63 millardos de bolívares para conceder pensiones a personas mayores pobres que no han cotizado o no han completado las cotizaciones necesarias para optar a la pensión.

Hace poco se celebró la jornada “Mi Casa Bien Equipada,” donde se vendieron a precios ridículamente bajos cientos de miles de electrodomésticos. Y por ahí sigue la Misión Vivienda y muchos otros programas. (PDVSA triplicó aporte a los programas sociales). Por más ineficientes que sean estos programas -y lo son- no es fácil competir contra este gasto; un gasto que, además, aumentará exponencialmente en 2012.

¿Qué se puede hacer?¿Cómo se puede disminuir lo más posible el poder de este gasto para atraer votos? ¿Debe ser el gasto parte del mensaje opositor como hizo Ocariz con la Misión Agarre?

Hasta ahora la MUD y los precandidatos opositores han sólo tocado tangencialmente este tema, como si el gasto ocurriera en otra planeta o beneficiara a los electores de otra nación.

email

Share

Comments are closed.