María Corina Machado

Sábado, 14 de noviembre de 2011

En los debates ha demostrado ser la más estudiosa e intelectualmente disciplinada, con un conocimiento y manejo de los issues superior al de los demás candidatos. Y ya van dos o tres veces que ha dado demostraciones de una habilidad envidiable que no tienen los otros: rapidez de reacción; agilidad mental; un agudo olfato para ver una oportunidad y aprovecharla; talento para decir lo acertado en el momento indicado.

Y esto lo dice alguien que, por esa mezcla de tontos prejuicios y predisposiciones naturales que muchas veces ofuscan la razón, no había sentido nunca ninguna atracción hacia ella. Probablemente quede de cuarta en las primarias y tiene la desventaja de no calar en sectores del electorado que la oposición necesita, pero su reaparición (como diputada y ahora como precandidata) ha sido una de las más gratas sorpresas políticas del último año. Sin ella la oposición desmejoraría.

Vean esto de ayer, si no me creen:

email

Share

Comments are closed.