Lo que aprendió como canciller

Domingo, 6 de mayo de 2013

Difícil creer lo torpe que fue Nicolás Maduro arremetiendo contra el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, por simplemente invocar al diálogo en Venezuela.

Para los que no saben Roncagliolo no se ha portado mal con Maduro. Al contrario, se metió en problemas en su país por aceptar rápidamente su muy dudosa victoria. Algunos diputados de la oposición peruana estaban hace días pidiendo una interpelación a Roncagliolo.

Pero hoy esos mismos diputados que pedían una interpelación expresaron su apoyo al canciller a raíz de la arremetida de Maduro. Hasta ahora la región ha dejado que Maduro haga lo que quiera dentro de Venezuela sin mayores quejas. Pero Maduro podría estar forzando a los gobiernos vecinos a asumir una actitud menos complaciente.

No soy aún tan optimista, por supuesto. Pero que se haya abierto esta posibilidad es una muestra de la torpeza de Maduro en el manejo de la política exterior. (No olvidemos que Maduro fue canciller más de seis años).

En fin, el Ilegítimo podría lograr lo que la oposición venezolana no ha podido lograr: sacar de su sopor a las democracias latinoamericanas y obligarlas a pronunciarse sobre lo que está ocurriendo en Venezuela.

Update: Al parecer Maduro reculó.

email

Share

Comments are closed.