La revolución neoliberal

Viernes, 13 de noviembre de 2009

chavez mickeyUna nota de El Nacional informa que la transnacional Shell está decidida a participar en la exploración y explotación del bloque Carabobo de la faja del Orinoco en Venezuela. El presidente de Shell Venezuela, Luis Prado, dijo que la compañía estaba esperando que se anunciaran los términos y condiciones finales del proceso de licitación, y explicó que este tipo de proyectos exigen montos importantes de inversión y que los precios del petróleo habían bajado muy rápido pero los costos se habían mantenido muy elevados.

El mensaje se Shell es muy claro: el gobierno debe ofrecer términos razonables para que la compañía invierta.

Por su parte, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, ya ha señalado la posibilidad de mejorar las condiciones para los futuros socios de Pdvsa, lo que significa 1) permitir que las foráneas tengan un 49 por ciento de participación (máximo permitido por la Ley de Hidrocarburos) en vez del 40 por ciento que es el promedio de la empresas vigentes; 2) que se reduzca el pago de regalía al Estado venezolano de la actual tasa del 30 al 20 por ciento.

Nada de esto está mal. El gobierno de Venezuela necesita los recursos y el know-how de Shell u otra petrolera extranjera para explorar y explotar el bloque de Carabobo y por eso está dispuesto a ofrecerle a las compañías términos lo suficientemente atractivos como para que inviertan. Sin una petrolera extranjera, Venezuela no obtiene ningún beneficio. Con una petrolera extranjera, Venezuela no obtiene todos los beneficios, pero al menos más de lo que hubiese obtenido si se niega a pactar con los foráneos.

¿Hay algo neoliberal, pitiyanqui y vendepatria en este tipo de negocio? Claro que no. A menos, claro, que, en vez de Chávez, sean los oligarcas, los escuálidos o los puntofijistas los que firmen el contrato.

email

Share

Comments are closed.