La promoción del suicidio

Martes, 9 de octubre de 2012

Veo que por ahí andan los agoreros de siempre explotando la comprensible frustración de muchos y, queriendo o sin querer, resucitando los fantasmas de la división y el abstencionismo.

Déjenme dejar algo claro.

Esto es, en primer lugar, un insulto a quienes trabajaron día y noche durante meses levantando una maquinaria para defender el voto. Ellos saben mejor que nadie si hubo o no hubo fraude en el conteo.

En segundo lugar, los cantos de fraude no sólo conducen a una calle ciega, también son una manera de suicidarse. Para mí el camino a seguir está muy, muy claro. Lograr lo mejores resultados posibles en las próximas elecciones para alcaldes y gobernadores.

Y para eso hay movilizar, y no desmotivar, a los seis millones y medio de personas que votaron por Capriles y podrían también votar por las opciones de la unidad.

Desviar las energías hacia otros objetivos que además desmotivan la participación es una afrenta al sentido común.

email

Share

Comments are closed.