La inflación en los barrios

Martes, 19 de febrero de 2012

José Ricardo Thomas hace este comentario en mi Facebook, a raíz de mi anterior nota:

En Petare el dueño de un lugar de buhonera en Baloa paga 6000 BsF a la policía de Sucre y al que le trabaja el puesto entre 1200 a 2000 BsF y el resto es ganancia, la cual la incrementa subiendo los precios de la mercancía escasa. Otro caso interesante es que los camiones de Polar para poder distribuir su mercancía sin ser asaltados pagan 3000 BsF quincenales al Capitán de la Guardia Nacional destacado en el módulo de la zona anteriormente nombrada. ¿Que tal?

Algo que me han dicho a diestra y siniestra es que los pobres en los barrios están pagando mucho más por sus productos que los habitantes de La Lagunita o cualquier otra urbanización de clase alta (lo mismo pasa con el agua). Los buhoneros o vendedores informales no respetan regulaciones de precios y con tanta escasez se aprovechan de la desesperación de la gente. No sólo eso: como ilustra Thomas con su primer ejemplo, los comerciantes también tienen “costos” que los obligan a vender más caro.

No sorprende, pues, que las encuestas digan que pocos gremios son tan mal vistos en los barrios como los comerciantes.

email

Share

Comments are closed.