Los límites del populismo

Jueves, 28 de junio de 2012

¿Cuál es la conclusión más importante que podemos sacar de la más reciente encuesta de Consultores 21?

En los últimos meses el gobierno ha aprovechado los ingresos petroleros y se ha endeudado para expandir el gasto público y apuntalar el consumo, generando una sensación de bonanza. La economía está creciendo a un 5,6%. El gasto público creció un 28% el primer cuarto de 2012 con respecto al mismo período el año anterior. El pasado mayo, en comparación a mayo de 2011, el gasto aumentó en un 66,6%. Sólo en construcción de viviendas el gasto se ha inflado más del doble del gasto promedio del año anterior.

Nuevas misiones y programas sociales brotan por doquier: la Misión Hijos de Venezuela, la Misión en Amor Mayor, la Misión Vivienda, Mi Casa Bien Equipada…

Fíjense cómo, según Consultores 21, el porcentaje de personas que siente “en los personal” que Chávez “los ha ayudado o apoyado en algo” ha subido diez puntos en seis meses (en azul).

Sin embargo, esta estrategia populista no pareciera haberle dado réditos electorales al presidente. A la par de este gasto masivo, sin precedente en la historia del país, Chávez apenas ha subido 0,6% desde diciembre y no ha logrado ampliar su ventaja sobre el margen de error.

Y al que opine que estoy apoyándome demasiado en Consultores (considerando el panorama, una estrategia de análisis válida), el blog YV Polis hizo este gráfico comparando las cifras de las encuestas falsas nuevas con las más establecidas, donde, como sabemos, también hay varias encuestas poco confiables. Fíjense que en el segundo gráfico, de los dos el más creíble, el gasto tampoco se nota:

Una vez más, no quiero inflar expectativas porque sigo pensando que el camino hacia la victoria está lleno de piedras. Pero esta ineficiencia del gasto es increíble. El gobierno pisa el acelerador, pero el carro casi no acelera.

email

Share

Comments are closed.