La Iglesia de la falsa objetividad

Viernes, 10 de agosto de 2012

Pongamos un caso extremo para ilustrar mi incomodidad con este estudio que, a mi modo de ver, dice sin decirlo que los medios privados están fuertemente parcializados a favor de Capriles.

Imagínense que un estudio trata de determinar cómo los medios privados retratan a dos personas, el asesino de Colorado y Nelson Mandela, a través de los adjetivos que dichos medios utilizan para describir a este par dispar.

Naturalmente, el estudio revelará que la amplia mayoría de los adjetivos asociados a Mandela son positivos y casi el cien por ciento de los adjetivos asociados al asesino son negativos.

Esto no quiere decir, sin embargo, que los medios están parcializados. Significa que Nelson Mandela es realmente una mejor persona que el asesino de Colorado y esa verdad es reflejada por el uso de adjetivos de los medios.

Ahora bien, Capriles no es Mandela y Chávez no es el asesino de Colorado, y es cierto que muchas veces los periodistas dejan de pensar y pasan a criticar irreflexivamente a los políticos que no comparten sus puntos de vista.

Pero, de igual modo, una verdad subyace debajo de la algarabía. Y el rol fundamental de los medios es llegar a esa verdad, así ello implique un uso poco “equilibrado” de adjetivos.

email

Share

Comments are closed.