La frontera caliente

Lunes, 30 de mayo de 2012

En Venezuela no le han prestado atención, pero el nuevo libro publicado por la ONG colombiana Corporación Nuevo Arcoiris, titulado “La Frontera Caliente entre Colombia y Venezuela,” está siendo ampliamente reseñado por el diario Panorama, desde hace tiempo convertido en un pasquín del chavismo.

Semana, The Economist y El Nuevo Herald también han públicado artículos sobre el libro, pero….o estos medios no se han leído el libro entero o Panorama está inventando cosas que supuestamente aparecen en el libro pero en realidad no aparecen. Porque algunas citas que hace Panorama del informe son temerarias. Si son ciertas, son muy graves y extraña que no reciban mayor atención y escrutinio. Si no lo son, significa que la investigación no es muy seria.

Un ejemplo:

…la investigación logró establecer que las alianzas entre “Los Rastrojos” y testaferros del Bloque del Norte con parte de la clase política zuliana es bastante estrecha, vínculos que se han logrado rastrear desde 1998, pero que se profundizaron en la administración de Manuel Rosales, quien fue financiado en su campaña a la gobernación del estado Zulia por el Bloque Norte de las AUC.

Esto, repito, es según Panorama una cita textual del libro. Otro ejemplo:

Las dinámicas conocidas de parapolítica se viven igualmente en el Zulia. En dos oportunidades, en diciembre del 2001, se reunieron en Ureña y Cúcuta Jorge Iván Laverde, alias “El Iguano”, el ex alcalde de Maracaibo y candidato presidencial Manuel Rosales, más unos empresarios venezolanos, y pactaron un precio por la vida del Mandatario venezolano. Quizá como no se concretó ese objetivo en la frontera fueron hasta Caracas en 2004 para cobrar suculenta oferta.

¿Rosales conspirando para matar a Chávez en 2001? ¿Aliándose con nada menos que un notorio paramilitar y un grupo empresarios para fraguar un magnicidio? ¿No estaban, por casualidad, Patricia Poleo, Aznar y los dueños de Globovisión en esa reunión? No quiero burlarme, pero en ese entonces el presidente llevaba apenas dos años en el poder y Rosales acababa de ser electo gobernador del Zulia. Uribe todavía no había sido electo presidente. Espero que Nuevo Arcoiris documente este párrafo con pruebas sólidas porque, de lo contrario, la credibilidad de la investigación se vería afectada.

A juzgar por las reseñas y las citas de Panorama, muchas cosas que dice el informe parecen factibles. Es decir, no me extrañaría que fuesen ciertas. Otras parecen delatar falta de rigor y encajan demasiado bien con los que ciertos sectores quieren escuchar.

Habrá que leer el libro.

email

Share

Comments are closed.