Tres puntos de discusión

Lunes, 24 de octubre de 2011

Tres puntos que provocan discusión en Caracas:

La oposición se comporta como si Venezuela fuese Suiza.

A algunas personas e incluso a algunos dirigentes políticos los frustra que muchos candidatos están enmarcando la carrera electoral como una competencia para ver quién contruye más casas y carreteras… “como si estuvieramos en Suiza…como si la carrera electoral se llevara a cabo bajo condiciones justas…como si en Venezuela hubiese separación de poderes.”

Aquí, dicen, hay una grave crisis institucional que debemos encarar como tal. “No podemos estar hablando de casas y carreteras si no solucionamos la crisis institucional…si no lidiamos con el hecho de que las instituciones del Estado han sido secuestradas por una pandilla de gángsteres.”

Este punto es difícil de comprender. Todos los candidatos saben que Venezuela no es Suiza. Y todos ven las elecciones como la única oportunidad pacífica de dar un paso importante para corregir esta situación. Hablar en la campaña de casas e inseguridad es una mejor estrategia electoral que sólo hablar de la crisis institucional.

Y la mejor oportunidad no violenta de comenzar a solucionar la crisis institucional es ganando las elecciones.

¿Asamblea Constituyente si gana la oposición?

Este es unos de los grandes dilemas que confronta la oposición.

Es muy fácil decir, como dice Petkoff, que la oposición deberá aprender a convivir con instituciones controladas por el chavismo.

Pero buscar salidas a potenciales situaciones específicas es más difícil. ¿Qué va a hacer el nuevo presidente, por ejemplo, cuando el TSJ (quizá estimulado por algún chavista multimillonario y sintiéndose apoyado por la FANB) decida enjuiciar ilegalmente a un ministro o sabotear con sentencias inconstitucionales la gestión del nuevo gobierno?

En la teoría la oposición debe demostrar un absoluto respeto a la separación de poderes. Pero ¿qué hacer si el TSJ sigue comportándose como se comporta ahora (irrespetando constantemente la Constitución) y si el resto de las instituciones controladas por el chavismo siguen actuando de manera politizada?

Si gana la oposición, habrá una tensión inevitable entre el respeto a la separación de poderes (que podría significar ceder ante una justicia politizada) y la gobernabilidad. Todo el mundo ve esto claramente, pero por razones comprensibles es un tema tabú que casi nadie se atreve a abordar con detalle en público.

Es más facil evadir la respuesta a esta pregunta.

López en las primarias

Nadie duda que la ambición personal es una razón poderosa detrás de la decisión de López de competir en las elecciones (¿qué candidatos presidencial no la tiene?), pero sus argumentos para participar son demoledores.

Si él decide no competir, y acepta pasivamente que se irrespeten sus derechos, ¿no sería luego más fácil para el gobierno inhabilitar a Capriles? (López: “Si mi papel en estas elecciones es ser el escudo, seré el escudo”).

¿Cómo le dice él a los venezolanos que salgan activamente a la calle a defender sus derechos si él no está dispuesto a hacer que se respeten los suyos?

Hay momentos en los que uno debe hacer todo lo posible por resistir porque, si uno retrocede, el gobierno avanza y luego te pide que retrocedas otro paso más.

email

Share

Comments are closed.