El 23 de enero de Moleiro

Domingo, 22 de enero de 2012

Crecí escuchando su nombre porque era amigo de mi papá. Varias veces lo vi y recuerdo que era simpático, tenía una voz muy ronca y llamaba a mi mamá Agatha (a pesar de que se llama Iris). Tenía fama de bebedor y decía que su biografía, inpirada en la de Neruda, se llamaría Confieso que he bebido. No lo escuché yo decir eso, pero escuché el cuento mil veces, la primera vez cuando mi papá me vio leyendo la biografía de Neruda… “¿Sabes cómo dice Moisés Moleiro que va a titular su biografía?”

Hay un grupo de escritores de vocación relativamente jóvenes que leo con mayor interés que a muchas vacas sagradas en parte responsables de convertir las páginas de opinión de los diarios venezolanos en una suerte de soporífera sección de anuncios clasificados desprovista de argumentos y poder para atizar la discusión e intercambio de ideas. Boris Muñoz es uno. Otros dos son Juan Nagel y Francisco Toro de Caracas Chronicles. Y otro es el hijo de Moisés Moleiro, Alonso, que en la última edición dominical de Tal Cual escribió un excelente artículo sobre su papá.

No dejen de leerlo.

Más tarde:

  • ¿Qué separa a María Corina Machado de Capriles?
email

Share

Comments are closed.