Difícil disyuntiva

Viernes, 23 de abril de 2010

¿Por qué hasta ahora, en este año electoral, el gasto público en Venezuela no ha sido tan alto como se esperaba?

Podría ser que todavía es temprano y que Hugo Chávez prefiere concentrar el gasto en los tres o cuatro últimos meses de campaña.

Podría ser que el gobierno no quiere comenzar a gastar fuertemente hasta que no se definan quiénes van a ser los candidatos en cada circuito.

Podría ser que el gobierno está siendo por primera vez prudente administrando la parte del presupuesto destinado a las elecciones.

O podría ser que, con un gasto público alto, se corre el riesgo de dinamizar la actividad económica y aumentar la demanda de electricidad, agudizando la crisis eléctrica.

Podría ser que, en los cálculos electorales chavistas, la compra de votos mediante el gasto público no es suficiente para compensar por el potencial costo electoral de una agudización de la crisis eléctrica.

Considerando que el chavismo sigue bajando en la encuestas, el gobierno no la tiene fácil.

email

Share

Comments are closed.