Descifrando a los Nini

Viernes, 3 de agosto de 2012

Juan Nagel publicó un artículo en FP abordando el tema del inusualmente alto número de indecisos que muestran los estudios de Datanálisis, como 15 puntos por encima del porcentaje de indecisos que muestran los estudios de Consultores 21.

Juan es cauteloso en sus conclusiones, pero sugiere que la explicación quizá está en la misma encuestadora, hipótesis que suscribo. Es decir, el número de indecisos no es tan increíblemente alto (ni impermeable) y Datanálisis, por x razón, no está capturando esta realidad.

En la sección de comentarios Francisco Toro, la otra parte del tándem del blog Caracas Chronicles, tiene otra teoría. Para él lo indecisos son….

People who don’t trust Chávez, know he’s a fraud, but do buy a single aspect of the government’s propaganda: its characterization of the other side. People who look at the opposition and see a bunch of out-of-touch plutocrats bitching endlessly without any hint of insight about their own privilege….People who have exactly as little hope for a better future under the opposition as they do under Chávez, and so tune out politics, fail to seek information, and concentrate on family, on work, on baseball, on beer, on anything but the circus they’ve come to hate – or perhaps hated all along.

Lo que no me convence del argumento de Toro es que si los Nini son como él los describe, y sienten que confrontan un panorama de opciones totalmente desolador, donde una opción es un “fraude” y la otra es un “plutócrata” sin la más mínima consciencia de sus propios privilegios, ¿no sería natural que no votaran? ¿Para qué votar si una opción es tan desoladora como la otra? ¿Para qué “desconectarse de la política” y “no preocuparse por informarse” y concentrarse en vez “en la familia, el beisbol y la cerveza” para luego, el día de las elecciones, salir corriendo a participar en “ese circo que han llegado detestar”?

Si en la encuesta de Datanálisis el alto porcentaje de Nini fuese en la población general, y no en los que tienen intención de votar, esta teoría fuese más convincente.

Pero no es así.

email

Share

Comments are closed.