Todavía tenemos con qué

Sábado, 29 de junio de 2013

Ya he estado en tres conversaciones donde alguien comenta que el gobierno, siguiendo directrices impuestas por los cubanos, ha empobrecido deliberadamente a la población para reducir su capacidad de protesta, lo cual, según ellos, ha logrado con éxito. Por eso en el país no se ven protestas como en Brasil; porque ya no tenemos una clase media que impulse estas protestas. Ya no tenemos con qué.

Este argumento delata una increíble ignorancia. En primer lugar, lean este artículo publicado en America’s Quarterly, donde Javier Corrales recuerda que desde 2006 el número de protestas se ha duplicado. En segundo lugar, vean este gráfico:

En tercer lugar vean este video y díganme que en Venezuela es imposible imaginar un estallido de protestas como el de Brasil.

email

Share

Comments are closed.