Cuando los perros ladran…

Martes, 6 de marzo de 2012

Milagros Socorro, en su columna dominical en El Nacional:

El lunes 27, precisamente el día en que Chávez sería operado y las redes sociales hervirían de conjeturas, un grupo irregular usurpó la identidad de Bettsimar Díaz, hija de Simón, usando su nombre (al que le quitaron una t) y su fotografía, para anunciar la falsa muerte de su padre.

Naturalmente, el asunto acaparó de inmediato la atención, hasta que Bettsimar se fue a Globovisión para denunciar la mentira.

El martes 28 hicieron lo mismo con las cuentas de las hijas de Lila Morillo para poner en circulación el embuste del deceso de la cantante.

(A este servidor trataron de hackearle su cuenta de Twitter a través de un mensaje directo enviado por el corresponsal de AP, Chris Toothaker. Afortunadamente, me di cuenta rápido de la trampa y cambié inmediatamente la clave. Poco después Toothaker informó que su cuenta había sido hackeada).

Sobre los agresores de Cotiza, en Tal Cual:

Andrea Tavares, concejal del municipio Libertador, denunció con nombre y apellido a militantes del PSUV que estuvieron en los hechos. Resaltó que “yo solo los identifiqué, pero no puedo decir que dispararon porque con la confusión del momento solo pude correr.” Una de las personas identificadas es Alexander Berroterán quien según Tavares fue jefe civil de la parroquia San Bernardino, ocupó un cargo en la Corporación Venezolana de Guayana y fue gerente del Metro de Caracas. “Es la persona que aparece portando la pistola en las fotografías que han divulgado.”

Alejandro Ordóñez es el otro señalado, quien según la concejal, fue presidente de la junta parroquial de San Bernardino. “También vi a Carlos Urbina, ex jefe civil de la parroquia San José y actual registrador civil de esa misma parroquia.”

Otro de los identificados fue Marco Ford, dirigente del PSUV de La Pastora.

La concejal del PPT señaló que desde que hizo la denuncia “no han dejado de amenazarme, me han llamado y me dicen que voy a pagar por lo que hice.” Por esta razón declaró “que en caso de que algún familiar mío, amigos o compañeros sean objeto de una situación irregular pido que se investiguen a estas personas, los estoy responsabilizando a ellos de que algo me pueda pasar.”

Y luego está el debate entre los precandidatos opositores organizado por esa verguenza nacional que es el diario Panorama, donde los hilos que guiaban los movimientos de los “periodistas” eran claramente visibles; o la denuncia del “opositor” Rafael Velásquez ante el TSJ que motivó la orden de no quemar los cuadernos; o la transformación de Noticias 24 de medio ligeramente pro-chavista a algo más cercano a RNV o ABN.

Viendo todo esto, uno comienza a ponerse paranoico y a ver con cierta sospecha la divulgación de ciertas encuestas que con impecable sentido de timing, y en contraposición a lo que han dicho las encuestadoras más serias del país, revelan todos los números que el gobierno quiere escuchar.

email

Share

Comments are closed.