Conectando los puntos

Lunes, 7 de septiembre de 2009

6a00d8341cc73753ef00e54f6d99968833-800wiAlgunos datos reveladores sobre la situación en Venezuela:

Protestas: 1518 protestas se han realizado en lo que va de año, según la Mesa Social de la Unidad. William Ojeda, dirigente del partido opositor Un Nuevo Tiempo, dijo que entre los motivos de la protestas están problemas de infraestructura, derechos laborales, aplicación de la Ley Orgánica de Educación, falta de vivienda, delincuencia, fallas en servicios públicos y amenazas a la libertad de expresión. Un alto porcentaje de las manifestaciones han sido organizadas por sectores que se consideran independientes y oficialistas.

Encuestas: Un sondeo de opinión reciente realizado por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (más favorable al gobierno que otras encuestadoras) revela que el 62 por ciento de la población no desea que Chávez siga gobernando después de 2012. Otra encuesta realizada por Alfredo Keller y Asociados dice que un 56 por ciento de los venezolanos calificó la situación del país como “regular hacia mal,” “mal” y “muy mal,” mientras que un 44% piensa que la situación es más bien positiva. El estudio de Keller también registra que el número de venezolanos que responsabiliza directamente al presidente de los principales problemas del país es cada vez mayor.

Economía: Según el Banco Central de Venezuela, la economía venezolana registró en el segundo trimestre del año una caída de 2,4 por ciento. Los resultados de abril a junio hicieron que la economía registrara para el primer semestre de 2009 una caída de 1 por ciento, muy por debajo del alto crecimiento registrado durante el mismo período en 2008. El BCV atribuyó las cifras a “la baja experimentada tanto en la actividad no petrolera (1,6 por ciento) como en la petrolera (4,2 por ciento).” La contracción ocurre en medio de una aceleración inflacionaria. En agosto la inflación se aceleró 2,2 por ciento, con una variación acumulada de 15,6 por ciento.

Represión: La semana pasada la Policía Metropolitana detuvo a once empleados de la Alcaldía Metropolitana, a quienes un tribunal acusó de alterar el orden público, resistir a la autoridad y provocar lesiones a un agente de la policía. La policía también arrestó al Prefecto de Caracas, Richard Blanco, y se dictó una orden de detención al dirigente político Oscar Pérez (ahora en la clandestinidad). La Fiscal General Luisa Ortega Díaz advirtió que pedirá el enjuiciamiento de todas aquellas personas que alteren el orden público y acusó a la oposición de marchar por cualquier motivo con la intención de desestabilizar el gobierno. “Quienes alteren la tranquilidad y la paz pública para producir inestabilidad de las instituciones, desestabilizar el gobierno… vamos a solicitarle su enjuiciamiento.”

Por otra parte, el ministro Diosdado Cabello anunció el fin de semana el cierre de otras 29 emisoras de radio. De ser cerradas, llegaría a 69 el número de estaciones clausuradas, de un total de 240 que son objeto de sanciones.

Cabello también ordenó abrir un nuevo procedimiento legal contra el asediado canal Globovisión.

Considerando los tres primeros puntos, es difícil saber si, con esta ola represiva, el gobierno está a la defensiva o a la ofensiva. Recomforta un poco saber que, en esta dura lucha, el gobierno también confronta serios obstáculos.

Otros temas:

email

Share

Comments are closed.