Celaje

Sábado, 6 de octubre de 2012

En un nota a sus cliente (no tengo enlace), Eurasia Group asoma un escenario en el que no había pensado.

Ya se ha dicho que si Capriles gana, y forza al gobierno a aceptar la derrota, Chávez tiene tres meses para desfalcar al país, y hacer todo lo que está a su alcance para dejarle a su sucesor un país ingobernable.

Pero también tiene tres meses para inventar algo para revertir los resultados, como denuncias de fraude o algo por el estilo. Si pasa lo mejor, y en el calor de los acontecimientos Chávez se ve obligado a aceptar unos resultados adversos, es difícil imaginárselo durante tres meses preparando tranquilamente su salida del poder y resignado a un retiro de achaques y radioterapias.

En el más optimista de los escenarios, mañana sólo comienza la batalla por la transición.

email

Share

Comments are closed.