¿Cambio de piel?

Lunes, 13 de mayo de 2013

“Nacionalizar Polar sería el Waterloo de Chávez,” me dijo una vez una persona que sabe mucho del sector alimentos. Y no hay que ser genio para creerle. Como recordo hoy el presidente de la empresa, Lorenzo Mendoza, Polar controla un porcentaje alto del mercado en importantes rubros como la harina de maíz y la pasta.

Tiene además treinta mil empleados y la red de distribución más sofisticada de Venezuela.

Dicho esto, me sorprendió el tono desafiante de Lorenzo Mendoza en la conferencia de prensa de hoy. ¿Hace cuánto que un empresario no le hablaba al gobierno con ese tono? Mendoza incluso le propuso al gobierno privatizar unas instalaciones del Estado. No utilizó ese verbo, pero eso fue lo que dijo: que el Estado le vendiera dos instalaciones para que Polar pudiese producir más. Indirectamente, atacó la piedra angular del proyecto chavista.

La segunda sorpresa fue la respuesta de Maduro, inusualmente conciliadora. ¿Alguien se imagina a Chávez reaccionando de esa manera a las declaraciones del presidente de Polar?

Mendoza dijo que se iba a reunir pronto con Maduro. En su Twitter Carlos Blanco dijo algo muy cierto: lo que pase y se acuerde en esa reunión nos va a decir mucho sobre el futuro del país. Yo no tengo muchas esperanzas, pero Mendoza dijo cosas sobre la voluntad de rectificación de Merentes que son difíciles de creer.

email

Share

Comments are closed.