¿Abstencionistas en el clóset?

Miércoles, 17 de octubre de 2012

En su más reciente columna Yon Goicoechea entremezcla dos debates diferentes. Un debate, que a mí me parece natural y sano que algunos promuevan, es sobre el tema del chavismo lite. Es decir, si Capriles acertó con la ley de misiones, desenfatizando la defensa de la democracia, adoptando ciertos matices populistas en su discurso, etc.

En esta discusión Goicoechea se cuenta entre los críticos de Capriles.

El segundo debate es sobre la estrategia general que ha adoptado la oposición desde 2006, que consiste en la participación electoral como imprescindible herramienta para ganar y no ceder espacios en las estructuras de poder del país.

Hasta hace poco Goicoechea apoyaba esta estrategia, pero ahora, al parecer, cambió de opinión. Refiriéndose a la reacción de la oposición a la derrota, Goicoechea dice:

Lo que ha de venir no podrá ser contenido con autoayuda, mucho menos con pasar la página y votar en diciembre. Urge una lucha no violenta.

Y luego:

Nos insultan quienes prefieren que se acabe el país pero que no se acabe la teta, los de siempre. A los presos políticos les piden que sigan presos pero contentos y, a las madres de los muertos les ofrecen el consuelo de que a ellas también las pueden matar, todo es cuestión de llegar tarde a casa. Eso sí, a todos llaman a votar.

Varias veces he explicado con detalle los méritos del argumento a favor de la participación. Y, después del 7/O, pienso que sigue siendo válido porque sencillamente no hay una mejor opción pacífica.

A mí me gustaría que Goicoechea deletreara qué exactamente propone él. ¿A qué se refiere con “urge una lucha no violenta”? ¿Qué quiere decir con eso de no podemos sencillamente  “pasar la página y votar en diciembre”? ¿Está promoviendo la abstención? Y, si es así, ¿por qué no lo dice sin ambages?

Otra posibilidad es que Goicoechea no se haya expresado claramente y piense que la mejor opción es votar en diciembre pero ejerciendo mayor presión para nivelar el terreno electoral; que es posible pujar al CNE y lograr resultados concretos sin desestimular el voto.

Pero, si este es el caso, no entiendo porqué es tan malo llamar a votar.

Lo mismo aplica, por cierto, a los reputados columnistas que andan repitiendo que la “locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados.”

Quienes repiten esta frase de Einstein no se atreven a deletrear lo que acarrea la cita en el contexto de la derrota del 7/O.

¿Qué nos quieren decir? ¿Que la oposición se equivocó participando en las regionales de 2008 y 2010? ¿Que eso fue tan demencial como participar en las presidenciales de 2012? ¿Que la oposición acertó retirándose de las parlamentarias en 2005 y que desde entonces no ha hecho más que “hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”?

No, por supuesto que no. Ellos jamás promoverían la abstención. Pero, sin ser explícitos ni directos, eso es lo que están diciendo.

email

Share

Comments are closed.