Sobre Fonden y la opacidad

Miércoles, 26 de septiembre de 2012

Aprovechando como excusa el estupendo reportaje de Reuters sobre Fonden, me gustaría hacer un breve comentario sobre la opacidad y la falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos.

Como ya sabemos, el gobierno formula el presupuesto nacional calculando el precio del barril de petróleo entre 40 y 50 dólares. El precio real del barril es mucho mayor y por eso el excedente es significativo. Y parte de este excedente va a fondos cuasifiscales como Fonden, el Fondo Chino, Fondespa y el Fondo Súbito, donde no hay fiscalización de ningún tipo ni transparencia, como bien lo ilustra el reportaje de Reuters.

Ahora bien, esa falta de transparencia y fiscalización no es exclusiva de estos fondos. También abarca al mismo presupuesto.

Tomemos, por ejemplo, el presupuesto 2011.

Ese año el gasto en Áreas Programa Sociales ascendió a casi 23 mil millones de bolívares fuertes. Este gasto se dividió en tres renglones: 1) Despacho de la Presidencia; 2) Misiones ejecutadas por otros organismos; y 3) Otros programas sociales.

El renglón “Otros programas sociales” del presupuesto contaba con el grueso del dinero (14.419 millones). Sin embargo, nunca se dieron detalles del destino ¡de 74 por ciento de estos recursos!

Repito, esto está dentro del presupuesto. En teoría, el escrutinio sobre estos recursos ha debido ser mayor. Esta irregularidad ha debido tener un costo político más alto para el gobierno. Se ha debido armar un escándalo. Pero no fue así.

Del mismo modo, me sorprendería no encontrar muchísimos ejemplos en los presupuestos similares a los descritos por Reuters. Es decir, recursos asignados que luego se pierden o que, obviamente, fueron despilfarrados, birlados o desviados de su destino. Y en algunos casos -no todos, claro- el costo político para el oficialismo de conducir sus negocios corruptos más al descubierto, expuesto a un mayor escrutinio y transparencia, no ha sido mayor al costo que hubiese tenido que pagar -y esto deprime- de haber operado bajo el manto oscuro de Fonden.

No me malinterpreten. En términos de magnitud y escala, la corrupción y la malversación de recursos que Fonden y otros fondos han facilitado no tienen precedentes en la historia del país. Chávez hace cosas con estos fondos, o cajas negras, que difícilmente podría hacer sin ellos. Simplemente quiero recordar que el sistema de check-and-balances en Venezuela está podrido de pies a cabeza.

email

Share

Comments are closed.